Inicio Tarifas Las llamadas de voz de WhatsApp amenazan las tarifas móviles

Las llamadas de voz de WhatsApp amenazan las tarifas móviles

0

La llegada de las llamadas de voz a traves de Whatsapp augura cambios en las tarifas móviles

Es sin duda una de las características más esperadas de WhatsApp. Anunciada en el Mobile World Congress de Barcelona de esta pasada primavera, la posibilidad de llamar a tus contactos desde la aplicación de mensajería instantánea se ha venido retrasando por diferentes problemas de índole técnico a lo largo de este año. Ahora Jan Koum, el presidente ejecutivo de la compañía apunta a que está función estará disponible a principios de 2015. Pero, ¿como afectará a los operadores móviles y a sus tarifas la más que previsible bajada de la facturación por las llamadas de voz tradicionales?

A día de hoy otras aplicaciones como Viber o el propio Facebook Messenger disponen ya de llamadas sobre voIP, pero ninguna de ellas tiene algo que convierte a WhatsApp en una verdadera amenaza para los operadores de telefonía: su nivel de penetración en nuestro territorio alcanza más del 95% por ciento de acuerdo a los últimos estudios, situando a España como uno de los países líderes en el uso de la aplicación. Esto significa que prácticamente cualquier persona con un teléfono inteligente en su bolsillo, independientemente de su nivel de conocimiento tecnológico,  dispone de WhatsApp. Y las llamadas a través de voIP se pondrán al alcance de todas ellas de un plumazo y sin necesidad de ninguna campaña de publicidad, ni de instalación de ninguna aplicación adicional, en el momento en el que la compañía de Facebook decida lanzar esta función al mercado.

España se situa entre los lideres de uso de WhatsApp del mundo

Si, como aseguran fuentes de la la empresa americana, se consiguen niveles de calidad aceptables en las comunicaciones sobre conexiones de datos 2G, las mayoritarias fuera de las grandes ciudades, estaríamos en un escenario de juego nuevo en el que las llamadas de voz tradicionales sobre GSM podrían quedar relegadas a un uso residual, cuando no se disponga de datos por cobertura o por haber consumido las franquicia de internet móvil contratada o cuando el destino final de la llamada sea un fijo. O en el improbable caso de que nuestro contacto pertenezca al 5% de personas que no tienen WhatsApp.

Las consecuencias en los ingresos de la telefonía móvil

A nadie se le escapa a estas alturas que la voz ha sido uno el conceptos que más ha bajado de precio en la telefonía móvil estos últimos años. La entrada en el mercado de los operadores móviles virtuales inició una escalada en las tarifas que ha terminado con la mayoría de los OMVs, e incluso de los grandes operadores, ofreciendo llamadas a cero céntimos durante algunos minutos de cada conexión, desde los cinco de la tarifa Cero de MásMóvil hasta los sesenta de Amena. Pero el coste de establecimiento de las mismas sigue estando ahí, inamovible desde hace mucho tiempo en los 18,15 céntimos, y termina representando el grueso de la factura mensual. Un cliente de cualquier compañía que consuma dos horas y media de voz mensuales en una tarifa sin bono de voz pagará de media unos 13 euros a su operador de telefonía por este concepto.

Por otro lado, paralelo al incremento en el consumo de datos su precio también ha ido disminuyendo progresivamente. De nuevo de la mano de los virtuales hemos tocado un suelo de unos cinco euros por gigabyte, siendo esta la capacidad considerada estándar a día de hoy.

Una utilización notable del servicio de llamadas VoIp de WhatsApp tendría dos consecuencias directas; primero, los operadores perderían los ingresos por establecimiento de llamada ya que las realizadas sobre VoIp no abonan este concepto. Esto representa un atractivo muy importante para los usuarios, que, como hemos visto más arriba y a los precios del minuto actual pagamos ya solo en la práctica por los establecimientos.  Segundo, el consumo de datos de los usuarios se incrementaría. Skype, probablemente la aplicación líder en llamadas por internet, calcula que son necesarios unos 50 kbps para mantener una calidad aceptable de llamadas entre sus usuarios, lo que representa unos 400 KB por minuto de voz sobre Internet. Aún utilizando el doble de datos por segundo para asegurar la mejor calidad con 1 gigabyte de datos tendríamos para unas 20 horas de conversación. Pero nuestros gigas ya suelen estar repartidos entre múltiples aplicaciones en la actualidad, por lo que necesitaremos bonos de internet móvil más grandes.

¿Cómo reaccionarán los operadores?

20 horas de voz por giga. Mediante de una aplicación que tiene todo el mundo, que no distingue qué compañía tenemos contratada y que se usa a diario. Parece claro que es una pesadilla para cualquier operador de telefonía, que se encontrará ante la encrucijada de tener que compensar la bajada de ingresos en voz para mantener una rentabilidad que asegure su supervivencia sin perder popularidad entre sus clientes, lo que fomentaría la migración de los mismos a competidores que puedan mantener mejores tarifas.

A primera vista todas las opciones que se pueden barajar parecen impopulares por representar un paso atrás en lo que se ha venido ofreciendo hasta ahora; limitar de alguna manera el uso de la VoIp de WhatsApp no es viable sin perder clientes, aunque compañías como Yoigo sigan manteniendo la restricción a las llamadas sobre internet en su tarifa de coste por minuto (no así en las ilimitadas).Por otro lado incrementar el precio de los datos se antoja más factible, sobre todo en los bonos de capacidad superior al giga, cuya contratación comenzará a incrementarse si las llamadas de WhatsApp triunfan. A día de hoy se trata de paquetes menos publicitados, por lo que es mas sencillo incrementar su precio sin sufrir el clamor de los clientes.

En todo cado aún quedan muchos detalles por aclarar ya que  Facebook, o WhatsApp, no ha hecho público todavía las condiciones de uso del servicio ni sus características finales. Lo que esta claro es que, al igual que la aplicación de mensajería instantánea significó el fin del uso global de los SMS por su nulo coste y disponibilidad inmediata la telefonía IP puesta en la punta de los dedos de la practica mayoría de los usuarios va significar otro cambio generalizado en el uso de de la tecnología subyacente a los teléfonos móviles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.